dimarts, 3 de febrer de 2009

LOS CINCO PETARDOS


Había una vez una banda formada por cinco hermanos: Dani (el jefe guaperas), Alex ( el pesado más pesado de todos los pesados), Héctor ( si no fastidia a alguien se muere), Sara (parece un simple bebe pero todo lo que es comida se lo come y además con sus super berreos puede dejarte sordo) y David ( el niño más inquietante de toda la familia). Eran vagabundos y no tenían padres, así que vivían an la calle.

Para comer siempre tenían que entrar en los bares , supermercados etc... y de ahí cogían la comida que veían necesaria cuando nadie miraba.Siempre que tocaba ir a dormir iban a la guarida super secreta, en realidad era una casa que contenía más niños y en esa casa vivían (aparte de ellos) once niños que eran:Javi , Enric, Juan, Manuel,Lola,Elodia, Eufrasio, Felix, Paco, Teresa y Rosa. La contraseña para entrar en la casa era: "Jamón de pata, jamón de york, jamón de Trevélez y mira que jamones tengo yo". Como en la casa eran dieciséis ,uno se tenía que quedar y ese siempre era Eufrasio, ya que hacían grupos de cinco y tenían que ser exactos (pues si no había alguien de guardia, la que se montaba en la casa. Vamos, los gritos se debían de oir por toda la ciudad) . Esos grupos eran:

1º Los petardos (Dani,Alex,Hector,Sara y David)

2º Los Risitas:(Manuel,Lola, Elodia ,Enric y Teresa) ylos 3º eran Los Puñeteritos(Javi,Juan,Felix,Paco y Rosa).

Un día cualquiera pensaron que ya iba siendo hora de que cada grupo se buscara a sus propios padres, ya que tenian envidia de los demás niños que veían por la calle. Al día siguiente vieron una nota de Eufrasio que decía que se marchaba ya que por la noche un hombre y una mujer lo iban a acoger como hijo y que nunca iba a olvidar sus días de guardia en la casa abandonada.

Al cabo de un día, los únicos que volvieron fueron los cinco petardos y encontraron dos notas más que ponían que los puñeteritos y los risitas también habían sido acogidos.

Pasaron dos meses después de aquellas notas. Un día los petardos vieron una casa de millonarios, pero pensaron que era imposible que ellos tuvieran ni siquiera una buena casa. Después de un segundo el dueño de la casa salió y les preguntó que era lo que pasaba. Ellos se lo explicaron y como a él y a su mujer les hacía mucha ilusión tener hijos, admitieron a los cinco petardos como hijos. Ellos se alegraron mucho ya que por fin tenían un lugar en el que vivir y así es como los cinco petardos cumplieron la misión de formar una familia.

Daniel

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada