dissabte, 31 de gener de 2009

HISTORIA DE TACO EL CONEJO

Hace siete años había un conejo enano llamado Taco .Sus dueños lo querían mucho ya que era un gazapo todavía y se lo acababan de traer de la tienda de animales .Lo que Taco no sabía era que sus dueños en vacaciones se iban a un pueblo, pero no un pueblo cualquiera ,sino un pueblo de cazadores.

Todo estaba fenomenal ,cuando de repente ,Taco vio a su dueña dando saltos de alegría y escuchó que se terminaba el colegio y que se iban al pueblo el próximo domingo. Llegó la hora del viaje .Taco estaba un poco nervioso ya que era su primer viaje. Lo cogieron y le pusieron encima de Laura ,su dueña ,para que fuera más tranquilo. Después de 2 horas llegaron al pueblo y nada mas salir, había un perro de caza que los olisqueó y al oler a Taco empezó a ladrar. Pedro ,uno de los mejores cazadores del pueblo ,al verlo dijo que estaba como para echarlo a la paella. Laura le dijo que era un inhumano y que ni en sueños se lo daría. Pedro se cabreó mucho con esa niña y comentó a los otros cazadores que esa misma noche prepararían un robo .Vamos, el plan era que a media noche abrirían la jaula del conejo para que se escapara y así darle una buena lección a la niña.

Así fue ,todo pasó como él dijo, Taco se creyó que Laura le había soltado para que diera un paseo en el nuevo territorio ,así que corrió y corrió hasta que llegó al monte del pueblo. Taco estaba un poco asustado ya que no veía a Laura por ninguna parte y él tan solo era un gazapo. Se tumbó en la tierra y empezó a pensar que nunca más vería a Laura.Pero entonces, cuando ya creía que todo estaba perdido, apareció una mamá coneja , se apiadó de él y le invitó a quedarse en su madriguera con sus gazapos. A la mañana siguiente cuando Laura despertó vio que no estaba Taco y empezó a gritar y a llorar .Al principio creyó que Pedro se lo había llevado pero cuando llegó a casa de Pedro vio que no estaba y Pedro confesó que él lo que quería era pegarle un susto pero no que desapareciera Taco.

Pasaron tres años y Taco se casó con una de las hijas de la mamá coneja , a veces se acordaba de Laura y de su vida de antes pero tenía también mucho camino recorrido como para echarlo a perder todo, además le debía la vida a mamá conejo .Uno de esos días,mientras Laura seguía buscando por el monte a Taco ,él la oyó ,la reconoció y salió corriendo a buscarla .Laura le cogió y le abrazó y de repente salieron sus gazapos y mamá conejo ,su mujer y toda la familia. Laura lo comprendió y les dejó en el monte ,pero cada domingo, les lleva comida y cuida a sus gazapos para que no se constipen y cojan frío.

María Contreras

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada